COVID19: CRISIS ECOLÓGICA, INDIVIDUAL Y SOCIAL

Posted By pfbontempi on Abr 18, 2020 | 37 comments


EN TORNO AL COVID 19 Y SU EVENTUAL DESENLACE

La solidaridad, la caridad, el amor, son impulsos naturales en el ser humano. Lo estamos viendo en cada día de esta crisis y pandemia global. Es verdad que hay ciudadanos insolidarios y enfermos de acritud antisocial, pero son minoría en relación a la buena gente. El problema está en las grandes estructuras, estas máquinas colectivas que son nuestras sociedades, organizaciones que habrían de administrar el bien común, pero que, sometidas a la larga inercia de su historia, con desgraciada frecuencia, más dificultan que facilitan su expresión. No digo que sea fácil crear una sociedad justa.

LA ENFERMEDAD: UNA CRISIS EVOLUTIVA

El covid19, siendo una enfermedad grave, es también un signo de cuestiones más extensas, cuya insoslayable realidad nos afecta a todos.

Crisis eco-planetaria. El planeta está en crisis, sus equilibrios ecológicos están disparatados, la nata de gases de origen humano y el efecto invernadero que la sigue, aunque lo nieguen algunos, es una realidad que corre imparable. Miles de especies están en crisis y entrando en la espiral de las extinciones masivas. Las mutaciones y los cambios a nivel celular y de micro organismos ya están aquí.

Crisis sociopolítica. Nuestras sociedades de oriente, medio oriente y occidente, están en crisis. Las Naciones Unidas están en crisis y desbordadas. La economía global está en crisis. Nuestra especie está en una profunda e innegable crisis evolutiva: UNO. -Crisis de salud con varias pandemias acumuladas en los últimos cien años, y nuevas amenazas que muy probablemente seguirán. DOS.-Crisis de valores, pues aún no sabemos que valores adoptar para nuestra sobrevida: si el ateísmo vale y la ciencia nos salvará; si el cristianismo es la única religión verdadera; si el judaísmo cumplirá su profecía de tener la capital de un mundo en paz; si el islam será la fraternidad de los benditos de dios; si el budismo será la llave de un mundo iluminado; si la utopía de Confucio y su humanidad fraternal ocurrirán; si el individualismo occidental y su culto al capital nos llevará a la tierra prometida; si el colectivismo oriental y su súper disciplina son la solución; si el comunismo de los recursos vitales, (agua, energía, salud, alimentos y educación) controladas por la colectividad son el camino; o si la privatización de los mismos, (agua, energía, alimentos, salud y educación en las manos privadas que quieran administrar y vender esos bienes al resto), es lo más eficaz. La humanidad está revuelta, dividida, fragmentada y por lo mismo severamente desgastada y confusa: falta de unidad y de consciencia de unidad.

Nuestro tiempo está en crisis: estamos implicados en la construcción de una torre más alta que la de Babel con el propósito de alcanzar las estrellas, y el propio peso de la construcción la está hundiendo en un pantano contaminado, ciénaga de locuras y egoísmos personales y colectivos, que buscan con torpeza muy bien armada liderar el viejo sueño imperial.

Millones de individuos están en crisis, algunos muriendo en condiciones infrahumanas, otros con lo justo para sobrevivir un par de días, y algunos sin saber dónde depositar e invertir sus valores. En este contexto se desarrolla la actual pandemia. Miles de individuos confinados en sus mundos personales se hacen preguntas y buscan sentido. Y yo mismo estoy en crisis, con más de setenta años, un cáncer en tratamiento y la amenaza del covirus.

EL TRATAMIENTO: DESARROLLO DE LA CONSCIENCIA

¿Quién será el guapo que se levante agitando banderas de salvación? Los discursos individuales del Speakers’ Corner nunca sirvieron de nada. Circulan por la red miles de soluciones a nuestro problema colectivo, nos remueven un minuto y al siguiente ya lo hemos olvidado. Ese camino no funciona. Vienen cientos de profetas y salvadores variopintos, ya ha ocurrido, sujetos que después parecen realizarse en el circo de la política como grandes artistas del histrionismo. Pero solo son voces en medio de la vocinglera y asustada multitud. Un grito individual o un aullido de grupo sectario, en medio de la cacofonía no hace música.

Si el problema se ha gestado por la inconsciencia individual y colectiva, de la cual todos somos cómplices, el desarrollo de la consciencia individual y colectiva es el único camino posible. Es fundamental entonces la Educación para la consciencia de nuestra Unidad de Especie.

La convulsión mediática puede remover consciencias, pero el remedio después del virus no vendrá por los medios, estamos demasiado adocenados y pseudo informados en la pasividad del sillón. El cambio es algo muy íntimo, se activa en el corazón de cada cual y nos moviliza, es algo que implica compromisos objetivos, una forma de vida coherente con los valores buscados, una disciplina rigurosa, una capacidad autocrítica y una humildad a prueba de halagos y reproches. Pero estos desarrollos tampoco ocurren en el individuo aislado, sino en redes asociadas de sujetos reales que interactúan. Son procesos sociales que ocurren en grupos y redes de individuos asociados y comprometidos. Si nuestra acción se limita a retransmitir memes, algo hacemos, aunque más bien poco, no estamos siendo partícipes de cambios reales, prácticos y objetivos. En esta crisis tendremos que tomar decisiones y actuar. Algunos lo harán y muchos, desgraciadamente, solo se dejarán arrastrar.

Como individuos asociados a nuestros grupos de pertenencia, familias, partidos, asociaciones, cooperativas, ONG, sectas y religiones incluso, nos enfrentamos a esta crisis en todos estos niveles. Y ojalá seamos capaces de despejar falsos dilemas, y de enfrentarnos a los dilemas de fondo que definen a nuestro tiempo y condición. El virus es solo la punta del iceberg de la gravísima encrucijada en que estamos como especie, administradores responsables del planeta y de nuestras sociedades, pero ya nos está moviendo hacia definiciones críticas.

Una crisis medioambiental grave, con las presentes y futuras consecuencias sanitarias, nos enfrenta a nosotros mismos y al tipo de sociedad que construimos con nuestra manera de ser individuos. Y esto también es política, no solo reflexión abstracta, pues ya saliendo de la cuarentena, dentro de no mucho, la inercia de los medios y las majaderas obsesiones del duelo entre políticos nos llevarán a lo mismo que había antes del virus, pero multiplicado. Toda actitud y actuación humana tiene una dimensión política, pues respalda o entra en crisis con planteamientos que implican “el gobierno de las polis”.

Vale la pena hacer una lectura crítica de Yuval Harari, “Sapiens” y “21 lecciones para el siglo XXI”, donde ya advierte de los falsos dilemas que distraen nuestra consciencia de los problemas de fondo.

El dilema no será entre el sistema de la “Empresa Totalitaria”  y el «Estado Totalitario». (Llamo empresa totalitaria a la típica empresa del Libre Mercado, pues su funcionamiento interno es autocrático y dictatorial: o estás conmigo o te largas; mientras que el sistema del “Estado Totalitario” es en sí mismo una enorme empresa dictatorial: o estás conmigo o te callas). Pues en el fondo ambos sistemas hacen lo mismo: administrar las fuerzas del individuo, extraer su energía y quedarse con la plusvalía generada, para un mayor crecimiento inercial de la empresa privada o del estado. Por lo tanto, será falso el dilema de confrontación este-oeste (USA-China) al que algunos ya quieren llevarnos, desde ante incluso de esta crisis. Pues además, ambos sistemas han demostrado una gravísima irresponsabilidad en relación al cuidado del medio ambiente, fundamental para nuestra sobrevida.

Tampoco será válido el dilema entre individuo y colectividad, (dilema que en su máxima contradicción es individualismo vs comunismo) pues el individuo necesita a la sociedad para alcanzar su plenitud, e incluso para sobrevivir; y toda sociedad, desde una familia a una gran empresa o estado nacional, necesita la plenitud de sus individuos para ser una mejor sociedad.

En juego hay dos dilemas, y sobre ello habríamos de reflexionar y decidir, como ciudadanos responsables que somos de nuestro futuro común, y del sentido que tenga la palabra Humanidad. El primer dilema: Vigilancia totalitaria (al estilo CIA o al estilo chino) vs Empoderamiento de la Ciudadanía. La vigilancia tecnológica tipo ´gran hermano´ya es posible y en parte está siendo usada en un lado y otro, pero también es claro que el empoderamiento de la ciudadanía exige niveles altos de consciencia individual y colectiva, pues si eso desemboca en la dictadura del proletariado ya conocemos su posible evolución; y si por el otro evoluciona a la dictadura de una plutocracia sostenida por masas mediáticamente manipuladas estaríamos ante una nueva forma de fascismo.

Y el segundo dilema: Aislamiento nacionalista (micro o macro nacionalismos) vs Solidaridad Global. Dilema que en el terreno individual se traduce como: Egoísmo individualista vs Consciencia de humanidad. El egoísmo individual o grupal pretende ignorar el hecho de que ya hemos entrado en la etapa de aldea global, que el planeta y la humanidad son una unidad funcional, orgánica y económica indivisible, el barco común donde vamos todos. El egoísta pretende salvarse con un bote particular cuando se hunde el Titanic.

Yo apuesto por el empoderamiento de la ciudadanía y la solidaridad global. Y esto pasa, necesariamente, por una evolución de la consciencia individual y colectiva, por la superación del egoísmo individual y de grupo.

¿CÓMO SE APLICA?

Hay ocho mil millones de maneras de aplicar esta receta. Pero todas exigen virtudes individuales: serenidad, amor por la verdad, ecuanimidad, justicia, libertad de juicio y consciencia. Y también el reflejo social de estas virtudes, virtudes de grupo: solidaridad, capacidad de diálogo y trabajo, vinculaciones y compromiso social, humildad, capacidad de discernimiento y consciencia; nuevamente consciencia, la piedra de toque de cualquier posible evolución. Que cada uno determine la medida de estos valores en sí mismo. La educación en valores es fundamental. La capacidad de crítica saludable y autocrítica son necesarias. El respeto por el pasado es saludable solo si sabemos reconocer las taras hereditarias que lastran nuestro presente y comprometen nuestro futuro.

Si crees que el mundo necesita cambiar, para cambiar el mundo cambia primero tu forma práctica y valórica de vivir. Aprovecha esta cuarentena obligatoria para reflexionar y encontrar tu propia síntesis acerca de la situación individual y colectiva de la que eres parte. Y comparte tu visión, tu inteligencia, tus sentimientos y, en cuanto sea posible, tu presencia. Desarrolla un diálogo fructífero, los medios actuales lo permiten, comparte tu situación vital y, ayudando y siendo ayudado, busca estrategias de vida y acción para la salida que pronto vendrá. Comparte lo que eres; que tu voz llegue hasta tu vecino o dé la vuelta al mundo no importa; lo importante es compartir. El sentido de nuestra vida está en los demás. Cuídate y cuida a tus amigos y seres queridos.

Pregúntate:  ¿cómo quieres vivir? ¿Cómo quieres que sean tus relaciones laborales? ¿Cómo y en qué quieres invertir tu energía vital? ¿Y tus relaciones personales? ¿Cómo quieres reconstruirlas?

Ordena tu jerarquía de valores observando el tiempo que dedicas a los temas y cuestiones en que inviertes tu energía, tanto en tu mente como en tu vida real; “dime a qué te dedicas y te diré quién eres”. Plantéate reordenar esos valores.

El gran enemigo es el egoísmo. Comienza por derrotar al egoísmo propio, solo después ocúpate del ajeno. La acción por y para tu ego solo contribuye al sufrimiento tuyo y del mundo.

Haz que tu vida sea útil, eficaz y hermosa: útil porque sirva a los demás; eficaz porque utilices todos los elementos de que dispones; y hermosa, como resulta ser cuando encuentras la utilidad y eficacia óptima de lo que eres.

No permitas que nadie te avergüence por amar lo que amas, ni de vivir comprometido y coherente con tus principios. Mantén la cabeza alta y abierto el corazón a su plenitud.

Sé compasivo y tolerante con tus rivales y/o enemigos caídos; y también con aquellos que sean más fuertes que tú. Pero mantén siempre la claridad de tu posición. Una luz es claridad para sí misma y también para los demás.

Sé consciente que nada de esto es cuestión de otro mundo, que cualquier otro mundo empieza y se desarrolla desde tu presente, sea el que sea.

Sé práctico y eficaz, que tu vida sea práctica y eficaz, que tus acciones sean prácticas y eficaces. Antes que cualquier ideología, fe o creencia, lo que en realidad cuenta es lo qué haces con tu realidad. Como decía Jesús: por sus frutos se les conocerá. No se le piden peras al limonero, sino limones. Pero ambos, lo dulce y lo ácido, son necesarios para la salud. La inteligencia es tolerante, la intolerancia es estúpida. Examina lo que eres y lo que das, y transforma creativamente ambas cosas. Cada uno de nosotros es parte del problema y parte de la solución.

La unidad básica de la vida es la célula; ésta tiene una membrana semipermeable, no un caparazón impermeable. Que así sean tus límites y defensas, no permitas que la flexibilidad y permeabilidad naturales se convierten en rigidez. La flexibilidad es vida, la rigidez es muerte.

Actúa con decisión; que tu acción sea eficaz, desprendida e inegoísta. De ti depende que el mundo que construimos entre todos sea más generoso, una Unidad verdaderamente funcional y armónica o, en defecto de inteligencia y amor, una jaula de fieras compitiendo entre sí. Mantén la calma en medio de la tormenta, la esperanza en medio de las contradicciones y la fe en la vida en medio de tus debilidades. Ten la humildad de reconocer tus errores, y la inteligencia para aprender de ellos. Atrévete a cambiar, a evolucionar, a desarrollar el potencial de tu ser. La vida es un proceso continuo de evolución y cambio. Entrégate a su corriente y da tus frutos en ella. Si eres pobre no te encierres con los pobres. Si eres rico no hagas tu club solo con ellos. Comparte lo que eres con los diferentes. Aprendes del diferente, eso te hará más grande y a tus horizontes más amplios; solo así serás más plenamente humano. La Humanidad es una unidad de diferencias coordinadas y cooperativas.

Todos los consejos ya han sido dados, ponlos en práctica. Aprovecha esta cuarentena para realizar tu metamorfosis: la oruga voraz se alimenta de lo que puede, pero en cierto momento se retrae y auto encierra en el tejido de su capullo; allí, en silencio durante un tiempo, completa su transformación hasta convertirse en mariposa. Atrévete a cambiar. Atrévete a creer en un mundo mejor. Por limitada que la creas, atrévete a creer en tu capacidad de acción. Permítete volar más allá de tus límites previos. Comprométete con la vida y comprende que la vida eres tú; pero no solo tú, pues vas con la humanidad completa, la naturaleza entera y el universo del cual eres parte.

Las mariposas son flores que se han echado a volar. Qué en esta hermosa primavera, tan real como la VIDA y todo lo que hoy ocurre, nuestros miles de espíritus puedan volar, y ser entonces REALIDAD la venida de una fértil PRIMAVERA, que nos saque ya de este largo invierno en que viene sumida de siglos la humanidad.

Ahora olvida estas recomendaciones y dedícate a vivir y ponerlas en práctica; hazlo, como lo mejor de ti mismo te lo diga y lo peor de ti mismo lo permita.

Que la consciencia, la meditación y la reflexión sean tu luz. Que tu armadura sea el amor, que tu escudo sea la compasión y tu espada la inteligencia. Que tu camino sea la vida y la sabiduría.

 

Francisco Bontempi

Médico y Psicoterapeuta

COVID19: CRISIS ECOLOGICA, INDIVIDUAL Y SOCIAL

37 Comments

  1. Todo esto es lo más amplio, profundo y certero, a punta de bisturí, del análisis de la problemática pasada y actual, que trae de cabeza a toda la humanidad y que propone soluciones individuales y colectivas que me constan ya contrastadas y felizmente validadas, para entrar en un futuro, pese a los malos augurios de unos, infinitamente mejor.

    Es además muy loable que no haya dejado rendija alguna para críticas negativas al abundar con lógica aplastante argumentos que todos conocemos, o hemos deseado alguna vez en nuestras vidas.
    Ha aunado enorme sabiduría arropada de un enorme corazón, escribiendo desde las tripas y haciéndonos a todos un llamado urgente al imprescindible cambio, para bien, de toda la humanidad.

    Propongo que difundamos estos deseos de enredarnos hasta el tuétano de nuestros corazones en esa red que siempre está ahí, desde la noche de los tiempos, y siempre estará, y cuyas cualidades él resume humilde y brillantemente en ese último párrafo: Qué la consciencia, la reflexión y la meditación sean nuestra Luz…etc…

    Ojalá que esto sea un manantial para miles y miles de seres y, mejor que libros o pelis que loen estos sentimientos y esta sabiduría, se convierta ya, en un acicate que nos espolee, cada día, a todos a practicar todas estas consideraciones, y tras la reflexión de todo esto, nos metamos ya, de lleno, en la meditación en la acción, como también recomendaba, de forma sabia, Chögyam Trungpa rinpoché…

    J.L.

    Post a Reply
    • querido jose luis, gracias por tus palabras, si llegan los comentarios, aun no los había visto. un abrazo fuerte.

      Post a Reply
  2. Me encantó!
    Muchas gracias por compartir!

    Post a Reply
  3. Me he quedado profundamente conmovida Es una reflexión profunda y a la vez que te sume en una responsabilidad crucial . Tengo que poner orden en cada uno de los apartados, que inicialmente me abruman, pero que reconozco son vitales de resolver.
    Pienso que un grano de arena, no logra una playa ,pero sin el, tampoco.
    Pido a la vida animo ,valor y luz para encontrar mi contribución en una reconstrucción positiva y nueva
    Gracias por el trabajo tan intenso, lúcido y generoso

    Post a Reply
    • gracias a ti por tu presencia, animo, suerte y palante siempre….

      Post a Reply
  4. Esta reflexión o análisis o recomendación en ese tono tan práctico como paternal, llega en un momento clave para nuestra vida. Es evidente q la vida no será la misma y ojalá q seamos capaces de subir a ese tren del cambio y es para ese viaje para lo conviene aplicar estas recomendaciones, de convivencia, para lo q necesitamos desarrollar todas nuestra mejora cualidades humanas.
    Muchas gracias, por esta lectura amable y generosa.
    Saludos cordiales,
    Carmen Regalado

    Post a Reply
    • gracias por tu comentario. animo, suerte y palante….

      Post a Reply
  5. Muchas Gracias querido Paco, por la diafanidad , claridad y discernimiento en todo lo que planteas, que comparto de corazón .
    A Juan Antinio y a mi, nos alegra saber que vas superando la etapa que te ha tocado vivir con el cáncer e invocamos al Cielo Protector para que puedas seguir bien, disfrutando de la vida , día a día, y siendo faro y guía para todos nosotros .
    Te enviamos todo el catiño de siempre y los mejores deseos .
    Un cariñoso abrazo
    Nieves del Corral

    Post a Reply
    • gracias por estar ahí. seguimos caminando, el camino interminable. un fuerte abrazo.

      Post a Reply
  6. Hola Paco, Yoly me acaba de pasar el enlace de tu web, he leído atentamente tu artículo y coincido plenamente con lo que expresas. De nuestro crecimiento personal y social depende nuestro futuro, nunca el hombre ha tenido tanta capacidad de acción y de interferir en los procesos naturales, nunca nos hemos olvidado tanto de dónde venimos y cuál es nuestra casa. Gracias por tus ideas enriquecedoras para alguien que lleva un tiempo estudiando los impactos y las interacciones que hacemos en y con nuestra naturaleza. Tu enfoque social, psicológico y, por tanto, mucho más holístico, es enriquecedor y necesario. En esta misma línea quería dejarte dos artículos que he leído recientemente y que me parecen también muy esclarecedores de cómo hemos llegado hasta aquí y a lo que estamos condenados si no revertimos está escalada de sinrazón:

    https://www.eldiario.es/interferencias/Causalidad-pandemia-cualidad-catastrofe_6_1010758925.html

    Para el segundo artículo te paso un enlace donde lo almacené traducido

    https://drive.google.com/open?id=1ydBpVXd66V8jwId8mBSXaroHZygt0ToD

    Muchas gracias por tus reflexiones.

    Post a Reply
    • estimado francisco, gracias por tu comentario y los artículos que aportas, son excelente información. recibe un fuerte abrazo.

      Post a Reply
  7. Mil gracias. Qué buen trabajo de reflexión y qué generosidad la tuya al compartir. Que estés bien, querido Paco, querido maestro.

    Post a Reply
    • gracias a ti. un fuerte abrazo.

      Post a Reply
  8. Muchas gracias por estas lúcidas palabras, por compartir la verdad que encierran y por la invitación a la reflexión para afrontar la vida desde una nueva mirada, con consciencia, amor y compasión.

    Post a Reply
    • gracias a ti por estar ahí. animo, suerte y acción.

      Post a Reply
  9. Gracias….un abrazo

    Post a Reply
  10. Buenos días Sr. Bontempi:
    Agradezco mucho a los amigos que me ha hecho llegar su reflexión.
    Me parece esperanzadora y concreta en la acción. Muchos aspectos de los que uste trata han sido desde hace algún tiempo ideas que me dan vueltas, en su escrito están estructuradas y plasmadas de un modo que yo no sé hacer. Es por lo que me siento agradecida de que lo haya publicado.
    Muchas gracias
    Cristina Hernández

    Post a Reply
    • gracias a ti por tu comentario. animo, suerte y acción.

      Post a Reply
  11. Acertado, claro, conciso, poniendo énfasis en aspectos vitales…muy poco he leído estos días de tal calado y profundidad. Te deseo una pronta mejoría. Reconozco que en ocasiones se le extraña con la certeza de que sigues estando!!! y se me sigue dibujando una sonrisa dentro, ahí adentro. GRACIAS.

    Post a Reply
    • gracias a ti por tu presencia y comentario. que lo mejor siga creciendo en tu camino.

      Post a Reply
  12. Antes que nada quiero agradecerte que compartas tu visión y buen análisis de este momento vital.

    Post a Reply
    • gracias a ti por tu apoyo. suerte y paciencia en tu camino.

      Post a Reply
  13. Muchas gracias, Paco por compartir tus reflexiones con todos nosotros. Hacia mucho que no sabía de ti y me llega tu voz, siempre certera, sobria y honesta, en estos momentos de “mirar para adentro “ . Estoy emocionada por reencontrarme contigo a través de una de las cosas más bonitas del mundo: las palabras, especialmente cuando destilan tanta serenidad y sabiduría. Un abrazo inmenso y gracias por compartir.

    Post a Reply
    • gracias a ti por tu presencia y apoyo en la palabra, que tan bien defines como una de las cosas mas bonitas de mundo. con un fuerte abrazo.

      Post a Reply
  14. “Que la consciencia, la meditación y la reflexión sean tu luz. Que tu armadura sea el amor, que tu escudo sea la compasión y tu espada la inteligencia. Que tu camino sea la vida y la sabiduría.”
    ¡ cuánta verdad y belleza!
    Un fuerte abrazo querido

    Post a Reply
    • querida raquel, una alegría verte aquí, gracias por estar y ser. un fuerte abrazo

      Post a Reply
  15. En el 99 tuve la suerte de hacer el proceso contigo !! Como lloré y lo bien que me vino . La de herramientas que me diste para entenderme Gracias Paco .!!
    Según he ido leyendo tu mensaje ha sido como un suavizante que me llegaba al alma y si me he emocionado es porque llegó.

    Un apretón muy fuerte y energía pues abrazados estamos desde hace 21 años casi na y energía para tu salud física pues mental te sobra !!!

    Post a Reply
    • querida Sonsoles, me ha alegrado sentir tu presencia en tu comentario, como dices: casi na!! porque la vida pasa a la velocidad de la luz, tan rápida que a veces nos parece que no se mueve. como ves sigo aquí, en mi caso una cuarentena que ya se acerca al año, pero cada día con mas posibilidades de recuperación total. recibe un fuerte abrazo y que lo mejor sea en tu camino.

      Post a Reply
  16. Hola Paco, con todo este jaleo me llegó tu comentario y me entero que tienes una página!!!!
    Soy Conchy González, hice el proceso hace 30 años, jajajajajajaja. Y con más fuerza cada día. La verdad es que me he alegro mucho de poder dejarte este comentario. También me acabo de enterar de tu enfermedad que por lo visto llevas tiempo. Te acuerdas? No quería dejar de estar en contacto contigo por si te pasaba algo, jajajaja. Me encanta poder hablar contigo.
    Bueno, excelente artículo. Y desde luego que ahora con más razón hay que seguir trabajando la dignidad humana, ya lo hago público. Mis niños ya lo saben! Ya saben buscar soluciones, ya saben que nuestra escuela es Humana antes que cualquier nombre. Espero que hayan más personas que se conviertan en seres humanos dignos. Y que cuando estés mejor podamos tomarnos un té o un vaso de agua.
    Muchísimo Amor es el que siento por tí y estoy muy agradecida de poder hablar contigo aunque sea por este medio.
    Recibe un fuerte abrazo y espero que te recuperes pronto

    Post a Reply
    • Muy querida Conchy, una alegría también para mi verte aparecer con tu estilo que alcanzo a reconocer y sentir perfectamente. estoy convencido que no hay trabajo mas hermoso que esta escuela de dignidad y plenitud consciente que desarrollas. hoy mas que nunca el sentido de lo que somos se muestra y reclama su espacio. recibe un fuerte fuerte abrazo.

      Post a Reply
  17. ¡Mi querido Paco! ¡Cuánto tiempo sin oírte (leerte en esta ocasión)! Hermoso repaso por todo lo que nos transmitiste en el proceso… ¡Pero qué puedo decirte que no te hayan dicho ya! Me alegro mucho que te estés recuperando de tu particular «cuarentena», y pronto, de la colectiva…
    Los impostores, el éxito y el fracaso, (como los llamaba el recién fallecido M. Robinson) han sido desenmascarados por un pequeño bicho y nos ha puesto, a todos, en una incertidumbre de no fácil salida… Pero tomo nota de tus consejos.
    Paco, te deseo una pronta mejoría, y repito, me alegro que sigas «dando caña». UN FUERTE ABRAZO.

    Post a Reply
    • querido Fran, gracias por tu presencia, de repente parece que el tiempo, que tan largo parece en el confinamiento, se esfuma cuando el pasado aparece vivo y conectado con la situación actual. afortunadamente voy lentamente recuperando fuerzas tras un duro tratamiento, y con confianza en salir de esta doble cuarentena. aprovecho mi tiempo ahora con la intención de darle vida a este blog, lo tenia hibernado/confinado hace varios años. y confiando en la vida que a todos nos lleva en su enorme corriente. recibe un fuerte abrazo.

      Post a Reply
  18. Gracias Paco por compartir tus reflexiones, me ayudan a seguir profundizando y aprendiendo en esta cuarentena.
    A vivir este futuro incierto, con el compromiso interno en que mi vida y mi futuro depende de mí. Comprometerme con mis valores y ordenar mis prioridades, como bien dices en tu texto.
    Siento que esta cuarentena a muchos nos va a ayudar es estar más cerca de nosotros, de la vida…

    Te mando un tierno abrazo
    Cande y Naia ❤️❤️

    Post a Reply
    • Muy querida Cande, te había respondido y el programa me acaba de borrar mi respuesta, jaja, aun soy torpe con este proyecto de escribir el blog. te decía que para mi es una alegría sentirte, pues agradezco la generosidad que tienes con la VIDA; te llevo no solamente en mi alma sino también en mi cuerpo. confiando siempre en la vida y el amor, recibe tu y Naia un fuerte fuerte abrazo. gracias por ser y estar.

      Post a Reply
  19. La conciencia de pertenecer a una comunidad es la clave. Se debe logra desde lo individual como muy bien propones, desde el conocimiento personal y desde la identificación que sin la pertenencia a una comunidad, a un grupo, no seríamos nada como especie. La crisis del Covid, es una crisis sanitaria y económica como consecuencia precisamente de la prevalencia del interés individual frente al colectivo, tanto entre países, como dentro.

    La conciencia de pertenecer a una comunidad se logra también desde lo público. Y la pieza clave es la cultura política heredada por la experiencia política. Podemos observado en nuestra situación actual: en Filipinas el gobierno autorizó disparar a los ciudadanos que se saltaban la cuarentena. En Bolivia los sacaban en procesión por la calle. En España, nos han dejado encerrados con un decreto del gobierno que roza la legalidad, el primer día, pusieron delante de las cámaras a un militar que dijo esto es una guerra. En Noruega, el gobierno sugirió el confinamiento a los ciudadanos. Y estos lo aceptaron.

    La cultura política está dentro de nuestros genes, es un hábito, los gobiernos están formados por personas y por tanto, los que se han criado en regímenes autoritarios y han sido educados en una sociedad autoritaria lo llevan dentro y así se refleja en sus actuaciones. En España el primer día de la cuarentena pusieron a un militar en la televisión.

    El proceso de identificación individual con lo colectivo requiere de un proceso de identificación con la sociedad y se empieza por la confianza. Las encuestas en España, a pesar de la desconfianza hacia un director de director del CIS que ha puesto de manifiesto su parcialidad, revelan que en España actualmente menos de la mitad confía en la actuación del gobierno, en Noruega es el 89% según su CIS. La confianza se gana con el tiempo y en España en el pasado los gobiernos han gobernado para unos pocos.

    Que han hecho diferentes a los nórdicos? Me lo contó un nórdico, La Acción Social. Los ciudadanos son activos cívicamente. Eso permitió hacer visibles sus demandas y que se integraran directamente en las políticas públicas y también permitió que los activistas se integraran en los gobiernos y en los partidos políticos consolidando sus demandas. Humildemente añadiría esta sugerencia querido amigo Paco.

    Gracias por tu reflexión

    Post a Reply
    • querido Manuel, muchas gracias por tu rico y enriquecedor comentario, gracias por estar allí y ser quien eres, por todos los compromisos e implicaciones creativas que desarrollas. estoy recién aprendiendo a usar esta herramienta del blog, y espero seguir desarrollándola y enriqueciéndola con estas respuestas. recibe un fuerte abrazo y que lo mejor sea siempre en tu camino y en de todos quienes caminan contigo.

      Post a Reply

Trackbacks/Pingbacks

  1. Carta a un amigo y a este País – Economía del Bienestar - […] muy buen amigo escribía en su blog (aquí) esta semana sobre la crisis que está generando el SAR-COV-2. Coronavirus, Covid-19…

Responder a Macony Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *